miércoles, 8 de junio de 2011

El origen del dibujo




Alberto Durero, Estudio de tres manos, 1494-5

¿Cuál es el origen del dibujo? El origen del dibujo es el mismo que el del arte en general: la necesidad del hombre de representar, de imitar la naturaleza, de comunicar, de convertirse en creador. Tal vez el primer dibujo se hizo en arena y con un palo, tal vez nació de la necesidad de comunicarse, de hacerse entender,...Pero esto no es más que una especulación.



Lascaux, hace unos 18.000 años

Altamira, hace unos 15.000 años


  Niaux, hace unos 13.000 años
Lo que sí sabemos es que los hombres del Paleolítico Superior dibujaban y que los que lo hacían, lo hacían muy bien. Nos sigue sorprendiendo lo esquemáticas y realistas que son sus obras. Pintaban sobre todo animales y escenas de caza, lo que representaba su forma de vida y de subsistencia. Utilizaban los pigmentos que encontraban en la naturaleza y como lienzos  las paredes de las cuevas, llegando a aprovechar las hendiduras y desniveles de las mismas para conseguir efectos de volumen.

El hombre de Vitruvio, Leonardo da Vinci, 1487

Estudio para la Creación de Adán, Miguel Ángel, hacia 1508

Mucho tiempo pasó entre la cultura Magdaleniense y el Renacimiento, pero el hombre siguió y sigue dibujando. Ni siquiera más de 170 años de cultura fotográfica han logrado que el dibujo desaparezca. El dibujo está en origen de casi todas las artes visuales. "Puedo enseñaros el arte de la escultura en una sola palabra: dibujad", decía Donatello a su alumnos.



Joseph-Benoit Suvée, El descubrimiento del dibujo, 1793

El origen de la pintura, David Allan, 1775


Es bueno que toda actividad nazca de una leyenda, aunque esta sea falsa, porque tenemos tanta necesidad de realidad como de ficción. Plinio el Viejo dice en su Historia Natural que no tenemos ningún conocimiento cierto del origen de la pintura ni él se propone encontrarlo. Sin embargo recoge la leyenda griega sobre el origen del dibujo: Todo ocurrió unos 600 años antes de nuestra era. Una joven corintia muy enamorada, desesperada por la inminente partida de su amor al extranjero, vio con ojos nuevos la sombra que del perfil de su amado formaba la luz de una vela en la pared. Ni corta ni perezosa, repasó con carboncillo el perfil de la sombra para quedarse así con la imagen de su amante. Había nacido así el primer dibujo y el primer retrato.
Jean-Baptiste Regnault, El origen de la pintura, 1785

Joseph Wright of Derby (1734-1797), La doncella corintia, 1782-4

El padre de ella, que se llamaba Butades,  modeló en arcilla el busto del joven a partir del dibujo de su hija, cociéndolo después en el horno. La hija dio origen a la pintura, el padre fue el modelador de la primera escultura. Una familia muy apañada. Esta leyenda, que se conoce como la de Butades, no fue muy representada hasta finales del siglo XVIII y principios del XIX. No sabemos el nombre de la joven, ni si su amado volvió, ni si su amor se apagó y un día enfadada o cansada borró el dibujo en un intento de olvidarse de él. Las más bellas historias de amor son las incompletas.
Toda leyenda tiene su parte de verdad y puede que en el origen del dibujo esté el amor, la voluntad de acercarnos a los otros, el intento de detener el tiempo, de salvar un momento del río que nos lleva.






Karl Friedrich Schinkel, Origen de la pintura, 1830
Guillermo Pérez Villalta, La sombra dibujada, 1994

Estas son otras versiones del mismo mito, el dibujo siempre nace de la sombra.
  
Francine van Hove, Dibutades, 2007


Vitaly Komar (1943) y Alexander Melamid (1945), Los orígenes del Realismo Socialista Nostálgico, 1982-3

Esta última obra retoma el mito para criticar a otro con mucha ironía.

5 comentarios:

  1. Mira, la leyenda esta de la joven corintia no la conocía.

    Gracias, Alicia.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Epaminondas. Este y otros muchos comentarios no te los he contestado porque Blogger no me dejaba. Hoy he descubierto como escapar de su censura y puedo contestarte. Gracias por todos tus comentarios siempre interesantes y por seguir este blog. Un saludo.

    ResponderEliminar