miércoles, 12 de enero de 2011

Arte y muerte: dos estatuas yacentes

Cristo Velado, Guiseppe Sanmartino
 

¿Hay belleza en la muerte? Mi experiencia personal es que no. La muerte es algo natural que forma parte de la vida pero siempre es un momento desgarrador y duro en el que la belleza no tiene cabida. Pero quién sabe, puede que haya alguna muerte bella. Hace tiempo oí en la televisión a una ginecóloga hablar de un parto elegante, adjetivo que yo nunca hubiera utilizado para ese trance.

Muchos creen que las primeras formas de arte coinciden con el momento de la Evolución en que el hombre  se da cuenta de la existencia de la muerte. El arte no deja de ser una forma de transcendencia y un modo de sublimar lo mejor y lo peor de la vida.

Hay obras de arte relacionadas con la muerte de una extraordinaria belleza. En concreto vamos a hablar de dos estatuas yacentes.



La primera es este Cristo Velado del escultor napolitano Giuseppe Sanmartino (1720-1793) que se encuentra en la capilla barroca de Sansevero en Nápoles. Está considerada como una obra maestra de la escultura del siglo XVIII. 



Esculpida en un sólo bloque de piedra, el efecto del sudario de mármol sobre el cuerpo parece irrealmente mágico. Tanto que circuló la leyenda de que el alquimista Raimondo di Sangro habría enseñado al escultor una forma secreta de calcificación de tejidos hechos con cristales de mármol.


Otra estatua yacente que desarma por su belleza es la Santa Cecilia de Stefano Maderno (1576-1630).


Se encuentra en la Basílica de Santa Cecilia en Trastevere en Roma. También en mármol blanco reproduce fielmente la posición del cuerpo de la mártir que se encontró al realizar excavaciones durante la restauración de la Basílica en 1599. La obra, realizada sólo un año más tarde, supone una transición entre el Manierismo y el Barroco.






Y, lo que es la vida, al ver su talento eclipsado por la estrella ascendente que era Bernini, Maderno abandonó la escultura para hacerse aduanero. Y es que la vida no es justa y a veces coinciden en la misma época Messi, Xavi e Iniesta.
  

4 comentarios: