viernes, 10 de diciembre de 2010

Winslow Homer y el mar


Incoming Tide, Scarboro Maine, 1883, Acuarela sobre papel  
Winslow Homer (1836-1910) es uno de los grandes pintores naturalistas norteamericanos del siglo XIX. Su formación fue autodidacta, alcanzó la fama con cuadros de la Guerra Civil Americana. Estuvo en Paris donde se dejó influenciar por la pintura al aire libre y la temática impresionista, pero no por su estilo. En 1882, pasó un año en un pueblo de Inglaterra conviviendo con pescadores y allí encontró su vocación: pintar escenas marinas, de pescadores y sus familias. Fijó su residencia en la costa de Maine y produjo obras maestras de un gran realismo.


El mar de Homer es casi siempre un mar peligroso.
Summer Squall

The Coming Storm
   
High Cliff
                                      
                      
Sunlight on the Coast


                    




La figura humana no está ausente de sus cuadros, pero el mar está siempre detrás, mágico, misterioso.

A summer night



A fisherwoman



 O directamente amenazando la vida de los hombres, como en sus más famosos y dramáticos cuadros

Al rescate

Eight Bells
 














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada